Sois los arcos para que vuestros equipos, flechas vivientes, se lancen al espacio.

El manager «maestro», nos voltea al revés, es el que nos hace madurar, aprender y crecer, el que nos hace leer libros, ir a cursos, cursos y conferencias para encontrar la forma de lidiar con él, nos hace volver los ojos al cielo en busca de ayuda y con ello nos acerca a nuestra parte espiritual. Nos acerca a un ser superior, el cual cada quien nombra o concibe a su manera.

Es difícil ser jefe, líder, manager, «maestro» guía: a veces pensamos que nuestros equipos están mal, que hay algo equivocado en ellos, pero créeme, no es así.

La insatisfacción con la empresa, la represión y la frustración de los más profundos deseos y aspiraciones son algunos de los más importantes factores que conducen a la infelicidad y a la enfermedad emocional en las organizaciones.

Todos venimos a la vida a hacer algo, a eso lo llamamos vocación o misión, nacemos con habilidades y talentos para ello, desde niños sabemos cuáles son, es más, jugamos a eso; pero los miedos, los prejuicios y las opiniones de los compañeros, jefes mediocres, que nos rodean comienzan poco a poco a influenciar y a poner en duda esa claridad respecto a nuestra vocación, de modo que cuando llegamos a la verdadera madurez profesional nos convertimos en uno de esas momias que han olvidado lo que quieren en la vida y para qué son buenos. Y en eso tienen responsabilidad los líderes y managers de equipos.

Cuando te encuentres a ti mismo insistiendo demasiado, presionando mucho, o muy enojado porque tu equipo no accede a hacer algo que tú quieres que haga, vuelve la mirada hacia ti mismo y revisa cuál es esa parte de tu propia historia que estás tratanto de resolver a través de él. Y si no sabes hacerlo solo, sola, por favor pide ayuda, asesórate…

Curar, explorar y nombrar la propia historia como líder, le corresponde a cada quien y siempre hay formas de hacerlo, seas jefe en una PYME o en la gran multinacional. Casi siempre podrás llevar a cabo esas cosas que te quedaste con ganas de hacer. Que se lo digan a los cientos de empresarios encarcelados por multitud de tipos de fraudes, la mayoría por el poder, el dinero…es decir por una falta de conexión con sus valores y principios ya congelados. 

Reconcíliate con tu propia historia y deja libres a tus equipos para vivir la suya, desarrollando sus propios talentos y cumpliendo el propósito para el cual están aquí.

La  debilidad interior de un manager puede ser manifestada por el colaborador como una actitud de inseguridad e inferioridad, o como su opuesto, la prepotencia, la arrogancia, la exigencia, la superioridad, porque recuerda: los extremos son lo mismo.

El colaborador-empleado sobreprotegido puede llegar a manifestar conductas anti-compromiso con la empresa como exigir, mentir, robar y escaquearse en diversas formas, por la sencilla razón de que «no sabe respetar límites», ya que nunca tuvo la oportunidad de construirlos. Siempre le han solucionado los problemas que él mismo genera y nunca le han permitido vivir las consecuencias de sus actos, que es, por cierto, la única forma en que un individuo madura y aprende a hacerse responsable. 

Pero recuerda también que cuando una persona te agrada, un colaborador de “sostiene”, cuando ves en ella cosas valiosas y bellas, estás también proyectando tu propia luz y belleza, reflejada nítidamente en ese espejo de cuerpo entero que se llama «el otro».

El siguiente paso es hallar juntos las nuevas formas, las maneras más sanas de obtener eso que es importante para tu equipo. ¿ te atreves? 

Si quieres avanzar en tus proyectos, tener un buen equipo, cambiar tu empresa, desde lo verdaderamente importante, de poner en marcha ya tu proyecto startup, quizá pueda interesarte mi oficio.
Mi pasión es desarrollar el talento y el management de los equipos y sus managers. Desarrollo las habilidades de dirección de equipos.
a.Permito a quien dirige personas, y a sus equipos, que logren sus objetivos y que sean unos managers libres y auténticos.
b.Permito mejorar las habilidades de dirección y liderazgo de los directivos, mandos y ceo’s
– a través de mentoring y coaching ejecutivo personal y de equipos.
-a través de talleres a medida para crear visiones, estrategias y desarrollar habilidades de los equipos.
-a través del entrenamiento en el puesto – on the job- con el modelo más potente de desarrollo de talento.
Si quieres empezar a mover tu organización, puedes contactar conmigo en 644.024.205 o aquí contacto 
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *