dirigir

El liderazgo de las organizaciones donde hay conexión, capacidad de visión y disposición a la acción tienen diferentes resultados. La calidad de su management es competente, apasionado, legítimo y entusiasta. Y eso influye en la cuenta de negocios. Los líderes que eligen desarrollar estas destrezas en ellos/as mismos y en sus equipos también están dispuestos a: 

-Establecer debates y diálogos no siempre fáciles cómodos. 

-Aprender y cambiar. A mejorar su forma de trabajar, negociar y ¡VIVIR! 

-Creer en el poder de lo “positivo”

-Entregarse a sus equipos. Les importan las personas. A menudo describen su t–trabajo como el espacio para que sus equipos crezcan, mejoren y se desarrollen. 

-Darse cuenta de sus errores, a tener en cuenta el impacto de lo que hacen. Incluso a reconocer que no siempre aciertan 

Como “jefe” su día está lleno de oportunidades…cómo comunicas, cómo te relacionas, cómo conversas…. ¿Cómo puede repercutir tu actuación en los diferentes niveles de su organización? 

Puedes elegir por el BIEN DE TODOS. 

Continuar con integridad. Clarificar sus valores, sus ideales… 

Disculparse con quien corresponda

Adaptar su estilo de gestión en aras de su autenticidad …

Para ir más allá, 

-Iniciar todas las reuniones de forma positiva. Con energía generativa. Comience reconociendo logros, progresos. Creando “buena onda”. 

-Reconozca lo valioso de su equipo. Recuerde sus capacidades, sus puntos fuertes…inspire que la producción de valor sea desde las fuerzas. 

-Dedique tiempo a compartir los valores, los principios, las aspiraciones personales. 

-El cambio, la incertidumbre y la ambigüedad genera tensión. Ayude a las personas que están en este entorno a tener suelo firme. 

-Identifique los temas importantes. Las situaciones complejas. Los puntos de atasco de todos los niveles de la organización. Trate de mantener una visión clara de los sueños compartidos y de priorizarlos. 

-Aprenda sobre gestión de proyectos, metodologías ágiles, sprints. 

-Tome un tiempo para celebrar y aprender del trabajo realizado. Mantenga el entusiasmo. 

-Promueva la diversidad, los equipos muy diferentes y las necesidades singulares. Incidirá en una innovación más poderosa. 

-Alimente un diálogo mayor: hable del sentido de su equipo, de su organización. Realce los objetivos mayores ante los problemas menores. Tenga conversaciones que apunten “lejos”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *